Derrota contra un Sagrado Corazón muy superior físicamente que domino el partido, forzando perdidas mediante presión, controlando el rebote en ambos aros y realizando rápidos contraataques frente a los que poco pudo hacer el equipo porteño. Dura derrota pero con buenas acciones de juego en ataque posicional y mucho trabajo por hacer en las transiciones y sobre todo en la defensa.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *