El Club Baloncesto Puerto de Sagunto cayó derrotado en la cancha del Power Electronics  Paterna por un marcador 79 a 61 en un encuentro que, a pesar de lo abultado del marcador, jugaron de tú a tú hasta la llegada del último cuarto.

Conscientes de que jugaban en una de las canchas más difíciles del campeonato, los de Pau Gaya no se dejaron amedrentar ante el fuerte inicio del Power Electronics y poco a poco fueron haciéndose los dueños del encuentro. Los porteños incluso acabaron la primera parte por delante con un ajustado 35 a 38. Sin embargo en el tercer cuarto el club paternero hizo valer su calidad, no en vano ocupa la segunda plaza en las tablas de valoración y porcentaje de acierto en triples de las estadísticas oficiales de la Federación Española de Baloncesto, para volver a liderar el marcador, aunque a una distancia que aún permitía a los de Pau Gaya soñar con la victoria.

No obstante la inercia positiva del CB Puerto de Sagunto se frenó al llegar al último cuarto. Los jugadores porteños fueron incapaces de frenar los avances del Power Electronics, y la frustración de ver como se escapaba el partido disparó las prisas por remontar, y con ellas los fallos de concentración, los tiros infructuosos, y las pérdidas de balón. Este estado de ánimo llevo el marcador final a un abultado 79 a 61 a favor de los locales.

El entrenador del CB Puerto de Sagunto, Pau Gaya, calificó de “partido extraño” el encuentro al considerar que su equipo había hecho méritos suficientes para llevarse algo positivo, o como mínimo caer por un margen ajustado, de una de las canchas más complicadas del campeonato. “Ellos son un equipo con una plantilla muy completa y un gran entrenador”—ha declarado Gaya—“pero nosotros hemos llegado al descanso sabiendo que estábamos haciendo las cosas bien, siendo agresivos en defensa y resolutivos en ataque. Pero en la segunda parte han tirado de galones, para imponer su calidad individual y colectiva para llevarse la victoria”.

En cualquier caso Gaya se ha mostrado confiado en el potencial de su equipo. “Seguimos entrenando duro y asimilando cada vez más conceptos. Si seguimos trabajando así pronto llegarán los frutos de nuestro trabajo” ha asegurado el joven entrenador.

En las notas positivas el encuentro sirvió para descubrir a la hinchada porteña la capacidad de anotación desde la línea de tres puntos de Alex Machowski, un recurso valioso para el equipo, y también para que Luis Carrasco continuara su recuperación de ritmo de competición tras su vuelta a las canchas tras su última lesión, algo que siempre es una buena noticia para el equipo porteño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *